Publicado por: 0

Es importante entender como funcionan las redes sociales y que beneficios pueden sumar a nuestra marca o empresa; imaginemos por ejemplo que tenemos la idea de un negocio y decidimos rentar un local: lo arreglamos, lo pintamos, lo decoramos, lo llenamos de anaqueles y mercancía. Y entonces decidimos abrirlo al público.

Las personas interesadas en nuestro producto comienzan a llegar e incluso personas que sólo pasaban por ahí empiezan a entrar, a veces sólo por curiosidad. Al estar ahí pueden encontrar que nuestros productos son de calidad, atractivos y que cubren justo lo que ellos estaban buscando. Ahora, sí además, tiene un precio justo y competitivo, seguramente esa persona que entro a nuestro local decidirá llevárselo y comprarlo.

De forma similar pueden funcionar nuestras redes y nuestra página web, son nuestros locales abiertos: nuestra página contiene la información necesaria, nuestro catálogo de servicios o productos, los beneficios y las ventajas de trabajar con nosotros o comprar nuestros productos.

Las redes son nuestro aparador, la persona que atiende en mostrador y que platica sobre nuestro producto o nuestros servicios, sus cualidades, sus ventajas, nos invita a pasar, aclara nuestras dudas e incluso nos invita a conocer más a fondo lo que hay ahí.

Sí el producto o servicio es de mala calidad, el precio no es competitivo o no ofrece ningún atributo que logre llamar la atención del consumidor, aunque la tienda sea hermosa e interesante, las personas saldrán de ahí igual que entraron, sin nada en las manos.

Imaginen que el local del que hablamos esta casi vacío o peor aún solamente tiene un letrero que dice “próximamente” o “En construcción”, ¿cuantos de aquellos que entren, regresarán o pisarán nuevamente ese local? ¿Cuál será la impresión que se llevarán de nuestra marca, producto o servicio?

Imaginemos ahora que los aparadores (nuestras redes) están vacíos, con dos o tres objetos, colocados al azar sin ninguna razón aparente; así lucen nuestras redes con dos o tres publicaciones, ¿Cuál es la imagen que reflejan? ¿Qué dicen de nuestra empresa, producto o servicio?

Tal vez sea mejor desaparecer esos aparadores, piensa ahora como luce tu local, seguramente las personas que lleguen a entrar serán sólo aquellas que ya conocen esa dirección, la mayoría algunos de los clientes que ya tienes, y eso en el mejor de los casos; al final la impresión será la misma.

Piénsalo antes de tomar decisiones y llenarte de perfiles que sólo visitaras ocasionalmente, esos locales al final si cuestan, nada es gratis del todo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *